NORMAS DE CONVIVENCIA PARA COLABORADORES Y PROFESIONALES DE KALAM

I.- Hacer uso del espacio con la diligencia debida y colaborar en su conservación y  buen estado.

II.- Guardar orden y cumplir con la legalidad en el uso de las instalaciones y en el desarrollo de la actividad, llevándola a cabo con el mayor respeto hacia los vecinos y hacia el resto de usuarios del espacio. Queda prohibida la realización de actividades ilícitas, contrarias al orden público y/o que pongan en peligro la salud de las personas.

III.- Respetar los horarios de entrada y salida de la actividad y promover que los asistentes a la actividad respeten también los horarios y las normas de convivencia del centro. Se podrá acudir al centro con una antelación prudente a la hora de inicio de la actividad para preparar el espacio y recibir a los asistentes. Espacio Kalam se compromete a facilitar el acceso al centro los días y horas indicados, mediante entrega de llaves o con persona a cargo de esta labor.

IV.- Usar y conservar las instalaciones, servicios y material que se pone a su disposición, con la debida diligencia y comunicar posibles deterioros y/o daños.

V.- Se podrá acondicionar la Sala para el desarrollo de la actividad, haciendo uso del material que se pone a disposición o de material propio, comprometiéndose a dejar el espacio en el mismo estado en que se encontró al final de cada sesión.

VI.- No está permitido instalar en la Sala ni en ninguna estancia de Espacio Kalam elementos fijos, o que dificulten el desarrollo del resto de actividades y la convivencia con el resto de usuarios del espacio por sus dimensiones u otras causas.